martes, 18 de octubre de 2011

Ángel del perdón



REINO ANGÉLICO: Ángel del Cielo de la Creación.

FUNCIÓN CELESTIAL: Ayudamos a perdonar y dejar ir el pasado.

DONES PARA LA TIERRA:Puede ayudar a que nos honremos y facultemos a nosotros mismos cuando perdonamos a otros; a vivir en el presente cuando perdonamos el pasado; a crear el espacio para que medre la intimidad cuando perdonamos a otros.

EL Ángel del Perdón nos alienta e incita a considerar las heridas y resentimientos pasados bajo una nueva luz. Ganamos en respeto a nosotros mismos y en sabiduría cuando somos capaces de dejar marchar el pasado y perdonar a quienes nos han herido. De otro modo, permanecemos pillados en la creencia de ser víctimas, sin posibilidad alguna de alterar nuestras vidas.

El perdón no significa que condonemos el mal comportamiento, ni significa necesariamente que haya de gustamos la gente que nos trató mal. Significa, sin embargo, que cuando perdonamos a otros renunciamos a nuestra ira y resentimiento. Cuando perdonamos nos quedamos ligeros de espíritu y sintiéndonos bien con nosotros mismos. Sin eso no tenemos posibilidad alguna de estar verdaderamente capacitados. Seguiríamos creyendo que otros nos trataron mal y siempre arrastraríamos ese resentimiento. Corroe nuestras entrañas; es la materia prima de la que se forman las enfermedades. Perpetramos un abuso y una injusticia sobre nosotros mismos llevando con nosotros a todas partes sentimientos negativos.

El perdón nos libera y nos ayuda a abrir un canal más profundo para relacionamos con los demás. Podemos necesitar ayuda para perdonar, y el Ángel del Perdón nos ofrece la gracia de encontrar ternura en nuestros corazones, y el valor de pedir ayuda cuando el perdón se nos antoja una tarea demasiado intimidante.

El perdón nos ayuda a ser receptivos a la curación y el amor. Cuando perdonamos estamos aumentando nuestros niveles de autoestima, pues, de hecho, el punto de poder real sólo se halla dentro de nosotros. Estamos, en efecto, diciendo que ya no deseamos ser víctimas del abuso, la traición, o cualquier otra forma de negatividad que obstaculice nuestra felicidad. El perdón, como el reconocimiento, es lo que nos ayuda a crecer como gente feliz y saludable.

Podemos pedir al Ángel del Perdón que nos muestre el sendero para deshacemos de la acusación y la injuria. Es realmente sólo nuestra disposición a liberamos del fardo de la negatividad lo que iniciará el proceso de curación. Esta liberación nos da la oportunidad de despejar otros aspectos de nuestra vida en los que pudieran haber sentimientos y penas ocultos que bloquean nuestro gozo. Pidiendo al Ángel del Perdón que nos ayude a soltar nuestra negatividad, estamos capacitando al proceso de curación para que se inicie.

1 comentario:

  1. Hola Marisol un placer encontrarte...en el proceso hacia el Ser lo que ya en esencia Somos.Eres de los caminantes que quiero por mi senda si te apetece te espero por mi blog ;-) Un abrazo de luz por las semillas que aquí dejas. Odin

    ResponderEliminar

Free Butterfly MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com